Nostalgia, amigos y mucho que celebrar: Sara Carbonero recarga pilas en el pueblo