Laura Vecino quiso apoyar una vez más a su suegra