El vestido que demuestra que está siguiendo la estrategia de Meghan Markle