Tatiana de Liechtenstein, madre de una niña, a la que llamará Camila